Loading...
📱 Tecnología Cáncer, no todo es genética

Cáncer, no todo es genética

La nueva evidencia científica muestra que el cáncer no es tan hereditario o puramente genético como se pensaba, y adoptar un enfoque multiómico puede conducir a una mejor comprensión de cómo prevenirlo y tratarlo.

26/04/2022 08:11 - @JCampo

Casi todas las teorías sobre las causas del cáncer que han surgido en los últimos siglos se pueden clasificar en tres grupos más grandes, dijo David Wishart, profesor en los departamentos de ciencias biológicas y ciencias de la computación. El primero es el cáncer como una enfermedad genética, centrándose en el genoma o el conjunto de instrucciones genéticas con las que naces. El segundo es el cáncer como enfermedad ambiental, centrándose en el exosoma, el cual abarca  todos los elementos a los que estamos expuestos a lo largo  de nuestra vidas como dieta, estilo de vida y el entorno en el que vivimos y trabajamos. El tercero es el cáncer como una enfermedad metabólica, centrándose en el metaboloma, el cual es el conjunto completo y dinámico de las pequeñas moléculas y elementos químicos denominadas metabolitos (intermediarios metabólicos, hormonas y metabolitos secundarios) que se pueden encontrar en un organismo vivo, sean sintetizados dentro del propio organismo o incorporados desde el exterior.

Cáncer, no todo es genética

La perspectiva metabólica no ha tenido mucha investigación hasta ahora, pero está ganando el interés de más científicos, que están comenzando a comprender el papel del metaboloma en el cáncer.

 

El genoma, el exposoma y el metaboloma funcionan juntos en un ciclo de retroalimentación a medida que el cáncer se desarrolla y se propaga (proceso de metástasis).

 

Según los datos, los cánceres hereditarios representan solo del 5 al 10 por ciento de todos los cánceres, dijo Wishart. El otro 90 a 95 por ciento son iniciados por factores en el exposoma, que a su vez desencadenan mutaciones genéticas.

"Eso es algo importante a considerar, porque dice que el cáncer no es inevitable".

 

El metaboloma es fundamental para el proceso, ya que esas células cancerosas mutadas genéticamente se sustentan en el metaboloma específico del cáncer.

 

"El cáncer es genético, pero a menudo la mutación en sí misma no es suficiente", dijo Wishart. A medida que el cáncer se desarrolla y se propaga en el cuerpo, crea su propio entorno e introduce ciertos metabolitos. "Se convierte en una enfermedad autoalimentada. Y ahí es donde el cáncer como trastorno metabólico se vuelve realmente importante".

 

La perspectiva multiómica (Ómica sufijo deriva del griego -oma ωμα. que indica conjunto o masa), en la que el genoma, el exposoma y el metaboloma se consideran al unísono al pensar en el cáncer, se muestra prometedora para encontrar tratamientos y superar las limitaciones de observar solo uno de estos factores.

Video introducción Técnicas Ómicas

Por ejemplo, explicó Wishart, los investigadores que se enfocan solo en la perspectiva genética buscan abordar mutaciones particulares. El problema es que hay alrededor de 1000 genes que pueden volverse cancerosos cuando mutan, y por lo general se necesitan al menos dos mutaciones diferentes dentro de estas células para que el cáncer crezca. Eso significa que hay un millón de pares de mutaciones potenciales, y "se vuelve inútil" reducir las posibilidades cuando se buscan nuevos tratamientos.

Pero al considerar el cáncer desde la perspectiva metabólica, solo hay cuatro tipos metabólicos principales, dijo Wishart. En lugar de tratar de encontrar un plan de tratamiento para una combinación de mutación específica entre un millón, determinar el tipo metabólico del cáncer del paciente puede guiar de inmediato a los médicos para decidir cuál es el mejor tratamiento para su cáncer específico.

"Realmente no importa dónde está el cáncer, es algo de lo que tienes que deshacerte. Lo que importa es cómo prospera o crece", dijo Wishart. "Se convierte en una cuestión de '¿Cuál es el combustible que impulsa este motor?'"

Wishart advirtió que los proveedores de atención de la salud todavía necesitan una combinación de tratamientos para el cáncer y señaló que una comprensión más profunda del metaboloma y su papel en el circuito de retroalimentación del cáncer también es fundamental para prevenir el cáncer.

Cáncer, no todo es genética

Cascada ómica: de los genes a los metabolitos, desentrañando los misterios del fenotipo. Fuente: M.E. Blanco.

 

"Si entendemos las causas del cáncer, entonces podemos comenzar a resaltar las causas conocidas, los problemas del estilo de vida que introducen o aumentan nuestro riesgo", dijo.

"Desde el lado de la prevención, cambiar nuestro metabolismo a través de ajustes en el estilo de vida marcará una gran diferencia en la incidencia del cáncer".

Compartir en las redes


4 Lecturas
Me gusta
0 Comentarios

Comentarios

Agregar comentario

Debe iniciar sesión para publicar un comentario.
JCampo

@JCampo

0 Seguidores 10 Artículos

Destacados