Loading...
⚽ Deporte  Deportivo Italia Hizo Historia en el Mítico Maracaná Brasileño.

 Deportivo Italia Hizo Historia en el Mítico Maracaná Brasileño.

Detalles de la ruta transitada por el equipo venezolano Deportivo Italia para vencer al todopoderoso Fluminense en el legendario Maracaná

16/03/2022 19:17 - @Alflupmare

 

   El futbol venezolano ha tenido varias señales de superación en el rendimiento y la capacidad de sus jugadores, hay muchos episodios que ilustran y ratifican esa realidad más a nivel de selecciones que de clubes. Aún cuando algunos equipos venezolanos hayan arañado ciertos logros a nivel de torneos internacionales, ninguno aún se compara con lo alcanzado por el Deportivo Italia la noche del 3 de marzo de 1971 en el legendario estadio de Río de Janeiro, el inmenso Maracaná construido especialmente para la Copa Mundial de futbol de 1950, donde aún se escuchan los lamentos y la atmósfera guarda algo de los saltos suicidas desde las tribunas, de los insultos  y juicios de valor al guardameta Barbosa por aquella dolorosa derrota ante Uruguay en el juego final de esa Copa Mundial.

    El Deportivo Italia venía de encajar una humillante derrota ante el implacable campeón brasileño Fluminense, hasta seis goles anidaron en la red de los “azules” aquella fatídica noche caraqueña del 17 de febrero de 1971. Se presagiaba una debacle mayor en territorio brasileño.

    El Deportivo Italia había sido fruto del empeño y el entusiasmo de los inmigrantes italianos que llegaron a Venezuela hacia finales de los años 1940s en medio de un contingente que incluía otras nacionalidades europeas, principalmente españoles y portugueses. Esa inmigración fue generada por la segunda guerra mundial. Pronto la gran afición de los inmigrantes por el balompié generó un fenómeno llamado futbol de colonias o germen de la liga venezolana de futbol profesional. Así los portugueses armaron su “Deportivo Portugués”, los gallegos conformaron el “Deportivo Galicia”, los canarios el “Unión Deportiva Canarias”, etc, y los italianos tuvieron su “Deportivo Italia”.

   Allí estaban los dos equipos formados sobre la grama del Maracaná, el Fluminense contaba con: Vitório; Oliveira, Galhardo, Assis, Maco, Antonio, Denilson, Didi (Sildes de Souza Povoas “Silveira”), Cafuringa, Flávio, Minuano, Samarone, Lula (Wilton César Xavier). El director técnico era Mario Lobo Zagallo quien el año anterior había llevado a la selección brasileña a conquistar el tricampeonato en la Copa Mundial México ’70.

  El Deportivo Italia se presentó con: Vito Fassano; Carlos Marín, Freddy Ellie, Manuel Tenorio, Vicente Arruda, Delman Useche, Rui da Costa, Alcyr Freitas (Waldir Pereira “Baiano”), Bendezú Negri, Roberto Arantes “Beto”, Nelson Militello. En el banquillo Elmo Correa manejaba la estrategia.

  Aquella escena recreaba episodios bíblicos como el del pequeño David ante el gigante Goliath o la epopeya de Daniel en la fosa de los leones.

  El paraguayo Rodolfo Pérez Osorio se encargó de hacer cumplir el reglamento sobre el terreno de juego.

  Durante los primeros diez años de existencia, el Deportivo Italia obtuvo escasas satisfacciones. Eso empezó a cambiar  a partir de 1958 cuando Mino D’Ambrosio asumió la dirección deportiva del equipo y su hermano Pompeo se encargó de la asesoría financiera. Consiguieron los campeonatos nacionales de 1961, 1963, 1966 y 1972. Fueron subcampeones en 1965, 1968, 1970 y 1971. También conquistaron la Copa Venezuela en 1961, 1962 y 1970, además de un segundo lugar en 1976. En esos años el Deportivo Italia también ganó torneos amistosos, algunos contra equipos europeos de la talla del Milan de Italia (1968). También fue el primer equipo venezolano en pasar a la segunda ronda de la Copa Libertadores (1964).

   Ese 1964 marcó la primera a parición de un equipo venezolano en la Copa Libertadores, en esa ocasión el Deportivo Italia campeón vigente venezolano debió enfrentar al “Bahía” de Brasil, que era subcampeón de aquel país. Mino D’Ambrosio reforzó a su equipo con tres jugadores brasileños: Roberto, defensa central, procedente del Fluminense, Zequinha, lateral derecho, que venía del Botafogo y el delantero Derreira del Madureira. Ambos partidos se efectuaron en Caracas debido a los compromisos del Sport Bahía en Estados Unidos y Europa. El primer desafío se disputó el 8 de marzo de 1964 y el resultado fue 0-0 ante 20.000 personas en el Estadio Olímpico de la UCV. El segundo cotejo lo ganó Deportivo Italia 2-1, con goles de Jaime e Iranildo (ambos brasileños). El primer gol venezolano en Copa Libertadores fue obra de Jaime (puntero izquierdo), el 7 de abril de 1964, en el Estadio Olímpico de la UCV, ante 18.000 personas, al minuto 52.

  La anécdota más recordada de aquel juego del 3 de marzo de 1971, la contó el defensor Carlos “Chiquichagua” Marín: “Antes del partido, el presidente del Palmeiras nos ofreció 500 bolívares a cada uno si ganábamos al Flu. Al final del partido ese hombre se apareció contento con una bolsa de dinero y repartió el premio acordado a los jugadores. Aparte de lo histórico del resultado, nos cayó bien porque necesitábamos esa plata. Era un dineral para la época.” Marín también habló de la actuación del portero, Vito Fassano: “Nos van a hacer diez, pensé. Ni me entusiasmé en darle un abrazo a Tenorio que había marcado un gol de penal, nadie lo felicitó. Colocaron el balón en el centro y comenzó el aluvión. Nunca vi un arquero que tapara tanto como Fassano ese día. Rebotaron 3 o 4 balones en el palo pero fue 0 a 1 y ganamos nosotros. ¡Fue algo increíble!”

En la revista "Incontri" de Caracas, Bruno D'Ambrosio (nieto de Mino que asistió al partido) escribió que en la media hora final Vito Fassano hizo milagros: tres palos lo ayudaron, pero mientras dos golpearon externamente la puerta defendida por Fassano, el tercero hubiera sido gol si el arquero no lo hubiera desviado con sus dedos estirándose en forma increíble. Fassano hizo el mejor partido de su vida.

 

   Ese desempeño formidable de Vito Fassano le significó que el año siguiente fuese contratado por el club Cruzeiro de Brasil.

   A partir del minuto 46 arreció el vendaval de disparos desde los botines de los atacantes brasileños hacia la cabaña de Fassano, sin hacer diana. En el minuto 21 del periodo complementario, la oncena venezolana logró el ansiado gol, Militello dejó a tras a su marcador y fue derribado en el area por el portero Vittorio. El mediocampista (brasileño) Tenorio cobró con frialdad y profesionalismo el penalti y convirtió el gol venezolano. Los brasileños incrementaron sus ataques durante los minutos finales en la puerta de Fassano, quien siguió realizando milagros, al parar todo tipo de bombazos. Además la inteligente marcación de la defensa del Deportivo Italia  sobre los punteros, neutralizó cada una de las intentonas.

 El modesto Deportivo Italia, lograba lo que durante más de un año nadie, ni los poderosos equipos cariocas habían hecho: derrotar al Fluminense.

    Entre las curiosidades que nos dejó ese 3 de marzo de 1971, tenemos que el vicepresidente del Fluminense sufrió un infarto durante el encuentro. Su corazón no aguantó la decepción de ver a su equipo sucumbir ante el Deportivo Italia.

 

  Así lo vio la prensa brasileña:

  • “Es duro creer, pero ganó el Deportivo Italia” (Correo de Manhana)
  • “Desastre con la máquina” (Jornal Dos Sports)
  • “Parece mentira, pero es verdad: perdió Fluminense” (Última Hora)
  • “Resultado justo” (Popular da tarde)

  Alfonso L. Tusa C. 09 de febrero de 2021.

Compartir en las redes


0 Lecturas
Me gusta
0 Comentarios

Comentarios

Agregar comentario

Debe iniciar sesión para publicar un comentario.
Alflupmare

@Alflupmare

0 Seguidores 18 Artículos

Destacados