Loading...
➕ Extra El Inquebrantable Louis Zamperini: Superación y Resiliencia

El Inquebrantable Louis Zamperini: Superación y Resiliencia

La historia del delincuente juvenil que se convirtió en atleta olímpico, combatiente de la Segunda Guerra Mundial, náufrago y prisionero de guerra.

09/04/2022 09:26 - @CeZam20

La Segunda Guerra Mundial ha sido considerada como el escenario de sensacionales historias acerca de personajes cuyas experiencias de superación han cautivado y conmovido a miles de personas en el mundo. Una de estas fascinantes historias de superación es la del atleta ítalo estadounidense Louis “Louie” Zamperini, destinado a convertirse en una de las figuras más relevantes en los anales del deporte y de la Segunda Guerra Mundial.

Louis Zamperini, el héroe olímpico de Hitler que luchó contra los nazis -  Libertad Digital

Louis “Louie” Zamperini nació el 26 de Enero de 1917 en la ciudad de Olean, estado de Nueva York, Estados Unidos. Fue el segundo hijo del matrimonio compuesto por los inmigrantes italianos Anthony Zamperini y Louise Dossi. A la edad de 2 años, Louie y su familia se trasladaron a la población de Torrance en el estado de California. Tuvo una infancia complicada debido a que él y su familia no dominaban el idioma inglés, lo que lo convirtió en el blanco de las burlas por parte de sus compañeros de colegio.

 

The Defiant Ones | The past, Prisoners of war, Louie

Además de esto, se metía en muchos problemas tanto con la policía como con los otros niños de la escuela. Desde temprana edad ya fumaba, bebía y robaba. En múltiples ocasiones se escapaba del colegio sólo para beber licor que era disimulado en botellas pintadas de blanco para que pareciera leche o espiando a las chicas estando escondido en las gradas.

Este estado de cosas se mantuvo durante su infancia y parte de su adolescencia hasta que su hermano mayor Pete, como solución para que Louie saliera adelante y dejara sus constantes problemas, lo alentó para que se uniera al equipo de atletismo de la escuela secundaria donde éste estudiaba. Al principio, Louie no se lo tomó muy en serio pero pasado un tiempo el atletismo cambió su vida de una manera radical pues a partir de ese momento el muchacho dejó para siempre el tabaco y el alcohol y se entregó en cuerpo y alma a correr en las pistas.

Gracias a esa sabia decisión de su hermano mayor, Louie logró superarse para convertirse en un atleta estrella. Para el muchacho, el atletismo era como una especie de religión pues se había convertido en un atleta disciplinado y entregado quien dedicaba la mayor parte de su tiempo a entrenar duro y a exigirse más. Contando con el apoyo de su hermano mayor, Louie ganaba las carreras en donde participaba y su nueva pasión le permitió batir un record escolar y la victoria en otras carreras importantes a nivel nacional. El atletismo pronto le abriría a Louie las puertas a uno de los eventos deportivos más importantes de aquel entonces: Los Juegos Olímpicos de Berlín de 1936.

 

Great Survival Stories: Louis Zamperini » Explorersweb

Con tan solo 19 años, Louie clasificó para formar parte del equipo estadounidense de atletismo que participaría en las Olimpiadas de 1936 celebradas en Berlín bajo el régimen nazi de Adolf Hitler. Competiría al lado de otra gran estrella del atletismo, el afroamericano Jesse Owens quién era considerado una sensación en la historia de los Juegos Olímpicos de aquel momento. A pesar de no haber ganado medalla alguna, Louie logró realizar una destacada participación en una carrera de 5000 metros por ser el atleta en dar la vuelta más rápida en un impresionante tiempo de 56 segundos posicionándose en el octavo lugar. Tal hazaña sería celebrada por el mismísimo Hitler cuando éste le preguntó a Louie: ¿Tú eres el chico que corre rápido? procediendo entonces a estrechar la mano del ítalo estadounidense.

 

The Great Zamperini - USC News

La hazaña de Louie fue ampliamente comentada y celebrada en todos los Estados Unidos lo que lo convirtió en héroe nacional del deporte de aquel entonces. Louie continuó entrenando para formar parte de los próximos Juegos Olímpicos que se celebrarían en el año 1940 pero tal evento deportivo no se celebró porque en 1939 Hitler invadió Polonia dando inicio a la Segunda Guerra Mundial. Tras el ataque japonés de Pearl Harbor, el 7 de Diciembre de 1941, Estados Unidos entró en guerra. Aquí comienza otra etapa de la vida de Louie Zamperini tras la etapa de superación de ser un delincuente juvenil a convertirse en destacado atleta olímpico pues decidió combatir por su país enlistándose en la Fuerza Aérea Estadounidense.

 

The Man who was Unbroken | The American Legion

Con el grado de Teniente, Louie fue designado Bombardero y se le asignó una importante misión que consistía en la búsqueda de un avión perdido en el Pacífico. Tal misión sería llevada a cabo por Louie y otros 11 compañeros a bordo del B-24 Green Hornet o Avispón Verde. Este avión era conocido por el ejército estadounidense por su mala fama debido a que presentaba constantes defectos mecánicos. El 27 de Mayo de 1943 es una fecha que marcaría para siempre la vida de aquel muchacho que robaba, fumaba, bebía, conoció el atletismo, corrió ante los ojos de Hitler y ahora luchaba por su país porque ese día, cuando se encontraba en camino a cumplir con la misión encomendada, el motor del avión que tripulaba, el Avispón Verde, comenzó a fallar lo que ocasionó que se precipitara al mar matando a 8 de los 11 combatientes. Louie y sus compañeros Russell “Phil” Phillips y Francis “Mac” MacNamara lograron sobrevivir al accidente.

 

Louis Zamperini | Sutori

Aquí comienza un largo y agobiante calvario para Louie y sus compañeros sobrevivientes debido a que quedaron a la deriva en una balsa en pleno Océano Pacífico durante 47 días. El hambre, la sed, el calor, el estar rodeado de tiburones aumentaron más las angustias de los tres sobrevivientes. Para subsistir, lograron comer peces crudos y una que otra ave marina que se posaba en la balsa y para calmar su sed aprovechaban los días de lluvia para beber del agua que caía del cielo. Entre otras contrariedades, tuvieron que soportar una feroz tormenta que casi voltea la balsa, el constante ataque de los tiburones que rondaban por la zona, el bombardeo de un avión caza japonés y la muerte de uno de los sobrevivientes, Francis “Mac” MacNamara, el día número 33 a causa de la falta de provisiones.

Justamente al cumplirse el día número 47 de aquella pesadilla, Louie y Phil lograron al fin tocar tierra firme gracias a la marea. Llegaron a las Islas Marshall dando por terminada aquella terrible pesadilla que parecía no tener fin pero que constituye otra etapa de superación en la vida de Louie Zamperini pues logró salir victorioso de aquella gran lección de supervivencia. Cuando todo parecía haber culminado felizmente, tanto Louie como Phil se percataron del peligro que corrían. Como todavía eran tiempos de guerra, las Islas Marshall estaban bajo el dominio japonés por lo que ambos sobrevivientes no estaban del todo a salvo e inmediatamente fueron apresados por las tropas japonesas y tratados como Prisioneros de Guerra. En esta nueva etapa de la vida de Louie Zamperini se conocería la verdadera dureza de los japoneses.

 

8 Things You May Not Know About Louis Zamperini - HISTORY

Louie y Phil fueron llevados a un campo de concentración japonés en plena selva donde fueron protagonistas de las más atroces torturas y horrendos experimentos humanos. Luego fueron trasladados a otro campo de concentración en Tokio donde albergaban diversos prisioneros de guerra como ellos. En ese lugar, Louie conoció a quién sería su más encarnizado verdugo, el japonés Mutsuhiro Watanabe, conocido con el apodo de “El Pájaro”, un oficial del ejército japonés quién disfrutaba de maltratar de la manera más cruel a los prisioneros de guerra.

 

Mutsuhiro Watanabe - Wikipedia

Desde el primer día que Louie llegó a aquel lugar, Watanabe se dedicó a hacerle la vida imposible durante los próximos dos años. Valiéndose del hecho de que Louie era conocido como atleta olímpico, el japonés descargó toda su ira contra el ítalo estadounidense sometiéndolo a constantes burlas, torturas, humillaciones, lo privó de comida y otras vejaciones sufridas. A pesar del infierno infligido por el sádico japonés, Louie jamás mostró signos de debilidad, todo lo contrario, se mantenía más fuerte que nunca. Estaba frente a otra lección de supervivencia y así se mantuvo aunque se encontraba física y mentalmente débil y desmejorado.

Finalmente, en septiembre de 1945, Japón se rindió dando por terminado 6 largos y sangrientos años de guerra. Louie y los otros prisioneros de guerra fueron liberados y éste volvió a Estados Unidos. La llegada de Louie Zamperini a su patria fue recibida con sorpresa y emoción no solo por los Estados Unidos sino por la misma familia Zamperini ya que un año antes, en 1944, habían declarado muerto en combate a Louie y el presidente Roosevelt hizo llegar una carta de condolencia a la familia.

 

louis zamperini comes home | Fotos de casais apaixonados, Fotos de casais,  Fotos históricas

Después de ser recibido como héroe de guerra, la vida de Louie no volvió a ser la misma. Las constantes torturas y las duras pruebas de vida que tuvo que afrontar le dejaron cicatrices no solamente físicas sino también internas. Quiso regresar a su gran pasión, el atletismo, pero tan evidente era la desmejora física que presentaba que lo impidió volver y además sufría de Estrés Postraumático.

En el año 1946, Louie se casó con Cynthia Applewhite con quien tuvo dos hijos. Debido a los traumas de la guerra, su vida y su matrimonio se derrumbaban y se reencontró con un viejo amigo que lo acompañó en su niñez y adolescencia: el alcohol. A petición de su desesperada mujer, Louie acudió a una misa donde escuchó un sermón que provocó en él una relevación que lo cambiaría para toda su vida.

 

Inquebrantable (2014)

Así como el atletismo, ahora la religión lo había salvado. A partir de entonces, su vida de postguerra fue mejorando considerablemente. Para estar en paz con su pasado, Louie viajó a Japón para perdonar a sus torturadores. De hecho, tuvo intenciones de reunirse con “El Pájaro” Watanabe para perdonarlo a pesar del infierno que le causó siendo prisionero de guerra pero éste se negó a recibirlo.

 

Prison, Film, Instinct de survie

Superados los traumas, Louie se reencontró con el atletismo, el deporte que lo rescató y amó durante toda su vida. Este esperado reencuentro le permitió llevar la antorcha olímpica en tres importantes eventos olímpicos: Los Ángeles 1984, Atlanta 1996 y los Juegos Olímpicos de Invierno en Nagano, Japón 1998. Louie Zamperini falleció a la edad de 97 años en Los Ángeles, California, el 2 de Julio de 2014.

 

Unbroken vs. True Story of Louis Zamperini and Mutsuhiro Watanabe

La asombrosa historia de superación de esta Invencible figura del deporte y de la Segunda Guerra Mundial fue plasmada en el libro Invencible: una historia de supervivencia, valor y resistencia durante la Segunda Guerra Mundial escrito por la autora Laura Hillenbrand y además fue llevada a la gran pantalla de la mano de la ganadora del Óscar, Angelina Jolie, bajo el título Unbroken o Invencible estrenada en el año de su muerte, 2014, y protagonizada por el actor británico Jack O’Connell, dando vida a Zamperini.

 

The Zamperini family | Unbroken film, Jack o'connell, Film books           Unbroken (2014) - IMDb

Compartir en las redes


101 Lecturas
Me gusta
1 Comentarios

Comentarios

@GracielaCorreia Excelente reportaje, me gustó mucho
@CeZam20 Me alegra mucho que te haya gustado, Graciela! Mil gracias por tu comentario. Por favor, compartelo y difundelo para que llegue a más gente!
Debe iniciar sesión para responder al comentario.

Agregar comentario

Debe iniciar sesión para publicar un comentario.
CeZam20

@CeZam20

2 Seguidores 2 Artículos

Destacados